La Municipalidad de Casilda es responsable de  velar por el Patrimonio Forestal de la Ciudad y el Distrito en cumplimiento de la Ley 13836 y Decreto Reglamentario y Ordenanza Municipal 932/00

Un árbol que se halle en un medio conveniente, al que se ha ido adaptando poco a poco, no necesita poda, solo algunas operaciones de mantenimiento corriente.

Las podas severas ocasionan muerte de parte del sistema radicular y la decrepitud prematura del árbol. Si se poda año tras año, el árbol gasta energía para brotar hasta recuperar su forma inicial y se desgasta hasta morir inesperadamente.

La técnica más adecuada para controlar el crecimiento de los árboles es la escamonda, modifica lo menos posible su forma natural y evita que se dañen. La escamonda de árboles en la vía pública la realiza el Municipio.

NOVEDADES